Introducción

Se conoce que a lo largo de la historia nuestra hermandad ha realizado su Estación de Penitencia a la Santa Iglesia Catedral el Viernes Santo, en el penúltimo lugar del día, entre las cofradías de la Sagrada Mortaja y la Soledad de San Lorenzo.

Tras más o menos avatares, siguió con su estación penitencial el Viernes Santo, pero a partir de 1918 corre por la hermandad la idea de trasladar la jornada penitencial al lunes, día en el que por entonces no realizaban estación de penitencia ninguna hermandad; el último año que figuraba en la nómina del Viernes Santo, nuestra hermandad hacía el siguiente itinerario: Plaza del Museo, Alfonso XII, Gravina, Canalejas, Bailén, Murillo, O´Donnell, Carrera Oficial, Placentines, Alemanes, Hernando Colón, Plaza Nueva, Tetuán, Velázquez, Alfonso XII, y Plaza del Museo.

Definitivamente en el año 1923, tras iniciativa del Hermano Mayor Don Luis Torres, el Cabildo celebrado el día 18 de febrero, decide por unanimidad que la hermandad traslade su Estación de Penitencia al lunes, instaurando así el Lunes Santo en la Semana Santa de Sevilla; aquel año la hermandad de las Aguas del Dos de Mayo, acompañaba a nuestra hermandad en la tarde del Lunes Santo. Desde entonces nuestra hermandad cierra los desfiles procesionales del día a la Santa Iglesia Catedral.

Ya en la tarde del Lunes Santo, la hermandad viene realizando el itinerario habitual, Plaza del Museo, Carrera Oficial, Placentines, Alemanes, Hernando Colón, Plaza Nueva, Tetuán, Velázquez, Alfonso XII, y Plaza del Museo; por distintas circunstancias hubo algunos cambios en este recorrido como el no dar la vuelta a la Plaza del Museo, o no regresar por Hernando Colón y hacerlo por la Avenida saliendo a Plaza Nueva. Como dato anecdótico comentar que este itinerario, está formado por 3.065 metros aproximadamente, de ellos 1.678 metros son el trayecto de ida a la Catedral, y 1.387 metros conforman el regreso a nuestra Capilla.