La Heráldica

Su composición es la que sigue:
Un óvalo fileteado de oro, con campos de sable, de donde emerge un monte con tres cruces en carcaj, a los pies de las cuales, sobre las peñas, hay tres emblemas heráldicos: un escudo de España en el centro y dos óvalos formando los laterales, separados estos dos del escudo central por las cruces laterales y asomando bajo el escudo de España el final de la cruz redentora.En el óvalo de la derecha, en campo de plata, un escudo con las armas de la Orden de la Merced, esto es, cortado, teniendo en el cuartel inferior las barras de Aragón, que son en campo de gules cinco barras de oro, y en el superior, en campo de gules, la Cruz blanca de Ntra. Sra. de la Merced; surmontado por corona ducal y rodeado de una sarta de perlas azules y rojas. En el óvalo de la izquierda, en campo de plata, la cruz de gules de la Orden de San Juan de Jerusalem, mostrando en la parte superior las siglas S.A. (sicut agregatione), que significan la agregación de la Hermandad a dicha Orden, y en la parte inferior dos tibias en aspa y una calavera encima, símbolo de la muerte, rodea este óvalo el cordón de San Francisco. El escudo central, de España, representa las armas que adoptó Felipe y como escudo real, cuatro cuarteles, primero y cuarto en campo de gules, un castillo de oro, y segundo y tercero, en campo de plata, un león rampante de oro; en el óvalo, sobre el todo, en campo de azur, tres flores de lis de oro en triángulo; en el entado en punta, en campo de plata, una granada en su color; rematando el escudo la Corona real. El escudo de la capa del cuerpo de nazarenos, que acompañan a la Santísima Virgen de las Aguas, lo compone la Cruz de Jerusalén bordado en rojo, sobre fondo blanco con forma octogonal.