Retiro Formativo Hermandad del Museo

Sevilla, 10 Enero de 2015

El pasado Sábado 10 Enero, dentro de los actos formativos de nuestra Hermandad, tuvo lugar en nuestra Capilla, un Retiro a cargo de D.Antonio Mª Calero de los Ríos (SDB) titulado "Los Dones del Espíritu Santo en nuestra Vida y en nuestra Hermandad” 

D. Antonio hizo hincapié  en que la suprema aspiración de Xto fue “que todos fuesen uno… para que el mundo crea”.

Si en nuestra Iglesia y Hermandades, dijo,  se vive la Unidad, seremos creíbles en ellas y en nuestro mundo exterior. Una Iglesia dividida, una Hermandad dividida, advirtió D. Antonio; es un “desastre”. “Todo Reino divido conduce a la destrucción” (I Corintios), y continuó diciendo “¿quien se acusa, quien se confiesa, de la ruptura de la unidad en nuestras hermandades?”.

Según D. Antonio la palabra “Diablo” procede del Griego, y significa “separación” “el que separa”, y esto tenemos que tenerlo muy presente.

La Hermandad es un “hecho de Iglesia”, no es  un Club, una peña o un grupo de amigos; y nuestra forma de comportarnos debe ajustarse a ello. Tenemos que tender a la Unidad, insistió.

Unidad no quiere decir Uniformidad, que todos piensen y hagan lo mismo. Y nos puso como ejemplo: los hijos de una familia, ¿piensan igual, se comportan igual, estudian todos lo mismo? No;  cada uno es distinto del otro, pero todos son una misma familia. Todos conocemos Matrimonios muy distintos el uno del otro. Por ejemplo “El es más serio, no le gusta salir ni bailar. Ella es más alegre, le gusta bailar, salir… pero hay que ver como se llevan de bien, con 20-30-40-50 años de matrimonio; forman un uno”. Un Matrimonio es plural, son dos que caminan juntos.

Los frutos del Espíritu (Caridad, Alegría, Paz, Tolerancia, Amabilidad, Bondad, Fe, Mansedumbre y Templanza) son los que conducen a la verdadera Unidad, y ninguna Ley humana puede contra ellos.

D. Antonio definió la UNIDAD como CONVERGENCIA DE LO DIVERSO, y pidió Unidad en nuestras Hermandades: UNIDAD EN LA DIVERSIDAD, UNIDAD DESDE LA VARIEDAD.

El Retiro finalizó con una entrañable Eucaristía con todos los presentes alrededor del Altar.

Foto